viernes, febrero 22, 2008

Silencio

Es el silencio la nueva necesidad revolucionaria. El silencio imprescindible para escucharse a sí mismo, para reconocerse en medio del tumulto. La antigua reivindicación de la palabra para todos sigue quizás viva, pero su degenerada apropiación por el poder (todos y cada uno de los ubicuos micropoderes que nos bombardean con su ruido permanente desde cada ángulo de nuestra existencia) hace urgente un primer movimiento de rechazo: silencio, por favor. Lo constatas durante estos días de trasiego teatral. Es imprescindible reeducar a los nuevos públicos para el silencio, si es que queremos que actividades públicas tan “caducas” como el teatro, la música en directo e incluso el cine sigan existiendo. ¡Muerte a las palomitas! No tiene sentido que un alumno de bachillerato considere que ha habido silencio durante una representación teatral porque sólo había un murmullo de tono intermedio, constante y omnipresente durante toda la obra. El murmullo absorbe. El murmullo devora todo aquello que no es él. El murmullo impide que nadie se olvide de que está entre la masa cotidiana que condiciona sus actos, que los orienta en la dirección de la estupidización colectiva, de la “diversión” barata, pretexto para el consumo alienante (¿retomar el viejo vocabulario de lucha?). Desde el puesto elevado del control de sonido, observas como varios jovencillos se enseñan constantemente las pantallas de sus móviles. Un compañero te dirá después que algunos de ellos se estaban mostrando las fotos que se acababan de hacer en el autobús, durante su traslado a la sala. El colmo de la vacuidad. Hemos pasado de hacer fotos a los “símbolos” permanentemente fotografiados (la torre Eiffel, pongamos por caso), a hacérnoslas a nosotros mismos en el proceso de “ir hacia allí”. Lo importante es mi careto en primer plano, lo demás, no importa. El colmo del yo-cáscara, del yo hueco que no soportaría ni diez segundos de verdadero silencio.
Crees que ya lo has dicho alguna vez: lo único que se les ocurre a los nuevos pedagogos, en cambio, es llenar las aulas de aparatitos diversos que disfracen la banalidad con los oropeles de la técnica. El guirigay permanente, sí, pero amplificado además a través de pantallas, ordenadores, micrófonos de todo tipo y condición. Y sin embargo, es probable que lo que la escuela necesite sea todo lo contrario: la desnudez absoluta, el silencio y la palabra que llene el silencio de sentido. Percibes que estamos en un camino sin retorno: los ruidos diversos campan a sus anchas por lo que queda de cerebros humanos, educados para la permeabilidad máxima: todo los atraviesa, nada queda en ellos. Nuestras cabezas resuenan: migraña universal que nos impide parar, ni siquiera para mirarnos en el espejo. Ningún mensaje puede llegar a nadie, en estas condiciones. Reivindicación, pues, del silencio: silencio quizás también aquí, en la red, donde las imágenes prescindibles y las palabras huecas y repetidas (pero breves, eso sí, no sea que nos mareemos) rellenan los intersticios de la nada cibernética, a todo volumen, a todo color, a todo berrido desenfocado…

9 Comments:

Blogger Margot said...

Jajajaja a veces me río por las coincidencias que se dan en nuestro pensamiento.Pero hoy ya es la pera...

Esta mañana viniendo en el tren coincido con los chavales que van a la universidad o al instituto, todos con sus auriculares. Y pensaba como aguantarán ese falso silencio. El que iba a mi lado debía estar sordo, su música llegaba hasta mí. Y como además iba leyendo el periódico leía las "voces" de unos y otros en esta campaña electoral de conejos sin galgos... y palabrita que lo pensé: ojalá todo fuera silencio, sano y reflexivo silencio.

Porque ese es el problema, Cronopio, el ruido, el murmullo, aturulla y no deja pensar. Y si encima lo adornas de juguetitos y colorines... uffff.

Desnudez, sí, por favor, la palabra.

Pero que nos vamos a quedar con las ganas, me temo.

Besos susurrados.

11:08 a. m.  
Blogger cronopio44 said...

Nos quedaremos con las ganas, pero al menos intentaremos que nos quede algún refugio. los que vengan detrás, que arreen con sus "manías". Porque es que lo nuestro ya debe ser simplemente una manía... Como decía el chiste: mil millones de moscas no pueden equivocarse... Besos paranormalmente silenciosos (por aquello de las coincidencias...)

5:03 p. m.  
Anonymous lully, Ref. al desnudo said...

Hace falta entrar en moments de introspección. A menudo un silencio dice más que mil palabras, como dice el dicho popular.

Te abrazo desde Colombia!

3:52 a. m.  
Blogger Común said...

Hola!!!!!!!

Aquí en el campo se escucha el ruido del “silencio”, sí aunque vos no lo crea el silencio también se escucha y repara el alma.
Muy bueno lo tuyo me gusto.........

Un besote y abrazo de oso.

7:22 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Sí, lully, el silencio y la instrospección necesarias... Por cierto, hay algunos post aquí sobre Colombia, allá por el mes de Septiembre... Un abrazo.

Reparando el alma seguimos, común, o al menos intentándolo. Un abrazo.

10:51 a. m.  
Blogger Isa S.B said...

Silencio para escuchar el silencio hecho música, silencio para desnudar la palabra de sus máscaras de pinganillo y neón, silencio para ver las letras aferradas al papel.
El silencio es la música.
Saludos.

2:20 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

...Sí, isa, y nos dejamos acunar por ese silencio musical que traza la nana de nuestros desvelos... Besos de puntillas.

7:06 p. m.  
Blogger IndeLeble _ Ali said...

Hay Cronopio sí a veces es bueno , muy bueno ...


Pero a veces quiero mucho ruido,donde vivo hay bastante silencio, a veces como ahora escucho a unas cigarras o sea mañana será un día muy caluroso como hoy, es lindo escuchar en el silencio.
Y otras me tren recuerdos feos de frases como esta :"El silencio es salud"...Frase célebre por 1978.
Besotes amigo y como siempre estas!
Coincidas o no , no importa , lo que importa es que estemos ...

2:48 a. m.  
Blogger cronopio44 said...

Bueno, ali, también los ruidos son necesarios, estoy de acuerdo. ¡Ojalá alcances el equilibrio, entonces! Gran beso.

5:01 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home