viernes, enero 25, 2008

Gopegui-1

¿La culpa es de Belén Gopegui? En esa frase pensaste ayer cuando se te ocurrió hablarnos de El padre de Blancanieves, la novela que lees en tu ritual nocturno de cama, almohadones, mesilla de noche y gafas, que por fin te van haciendo falta. Treinta minutos como mucho: casi todas las noches acabas mezclando palabras de los personajes e inicios de tu primer sueño, y hay frases que llegas a leer quizás veinte veces, antes de desistir y dormirte como un bendito ceporrón, apenas a las doce: las seis cuarenta y cinco programadas en el despertador no suelen tener piedad de ti ni de tus noches.
Ayer tenías el razonamiento perfectamente preparado: el choque entre los “normales” y los “no-normales”. El presunto “no-normal” revolucionario y el presunto “normal” conformista. La clase media occidental como imposible aspiración universal: los recursos realmente existentes no dan para ello. ¿Deben entonces los “normales” occidentales sufrir su correspondiente sentimiento de culpa? ¿Quedan absueltos los “no-normales”, por su abnegada dedicación a “la causa”? En ello estás, y desentrañando el hilo. Paréntesis: ya más de uno, en el sagrado mundillo intelectualoide, ha procurado situar a Gopegui y ponerle el rotulazo: peligrosa roja pro-cubana. Y sí, es bien peligroso poner estas cuestiones en primer plano. ¡Con lo mona que quedaría una novelita sobre el primer amor adolescente de alguno de los protagonistas “normales”! La autora en cambio se empeña en tratar obsesiones, ideas y cuestiones que, evidentemente, no existen: nadie habla de ellas, tus amigos te miran de modo raro cuando las planteas, “pero qué politizado estás”, “no nos pongamos trascendentes”, en fin: la retahíla. Así que Gopegui te reconcilia con tus manías, y te permite reconocerte, aliviado, en las palabras de otro…
Por cierto: ¿tú eres “normal” o “no-normal”? ¿Cómo va tu conciencia? Hablas de ello a menudo, ya sabemos, pero a lo mejor nos vendría bien un resumen. Te levantas a las siete menos cuarto todos los días. Das tus clases, corriges trabajos y exámenes, hablas con los padres de tu tutoría, comentas algunas cosas y casos con tus compañeros. Te quedas en el centro dos tardes a la semana para preparar la obra de tu grupo de teatro escolar (¡ya casi diez años haciéndolo!). Vas, por supuesto, muchísimo al teatro (pena no poder hacer más escapadas a Madrid o Barcelona: Valencia, como todo el mundo sabe, es la ciudad más importante del mundo mundial… en vela y fórmula uno). Te encanta comer fuera de casa, en restaurantes de todo tipo y condición, y el buen vino. Viajas bastante: ahora estás preparando un viaje a Perú para el verano, en semana santa os iréis a la montaña palentina, ya tenéis la casita alquilada… Eres socio de Médicos sin Fronteras, votas a Izquierda Unida (con la nariz tapada), ya no militas en ninguna organización… ¿Eres normal? A suivre!

12 Comments:

Blogger Reaño said...

A suivre camarade!
alguna vez leí el libro de la psicoanalista Joyce Mc Dougall "Alegato en favor de una cierta anormalidad" y me sentí reconciliado...
últimamente también me hablan de lo politizado que ando pero entre eso y el mundo mediático-farandulero-gilipollas, me quedo con el buen vino, las buenas lecturas nocturnas, los pensamientos en vela y la creencia ideológica, los viajes, los puertos y el espejo de cada mañana...

Cualquier cosa en la que quieras que te ayude para planear tu viaje al Perú, favor de avisar...

Salud!

Un abrazo

2:14 p. m.  
Blogger Margot said...

Si te dicen... "eres demasiado trascendente" y un "no te entiendo" recurrente cada vez que planteas un matiz puñetero... hazme caso, muy normal no eres.

Me encanta leerte, ays, cuando te pones así me haces sentir que tan idiota, cascarrabias y loca no estoy (ni soy). Y tampoco innecesaria.

Me gusta Gopegui, he leído un par anteriores pero éste no me había atrevido con él. Y sí, tiene el sambenito de roja y contestataria... yo me parto!! Es escritora, no era eso? Ah, no, que no.

Besos raritos.

4:24 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Pues sí, reaño, con eso nos quedaremos, y con el máximo disfrute posible... Agradezco tu ofrecimiento: no dudes que te utilizaré si fuera necesario, aunque hemos optado por una agencia bastante competente. ¡Casi 25 días por allá, ya me estoy relamiendo! Gran abrazo (a)normal.

Bien Margot! Crearemos una fraternidad cascarrabias que hará temblar los cimientos de la nueva dársena del puerto de Valencia... Aunque esos creo que se están cayendo a cachitos ellos solos. Besazos bien berreados.

7:22 p. m.  
Blogger IndeLeble _ Ali said...

Como estas amigo , esta "anormal", te saluda y agradece.
Así que visitaras el Machu Pichu , envidia sana ,todavía tengo a Cuba pendiente...
Me gusta muchísimo la forma en que escrbis , solo que hay algunas palabritas muy valencianas que no entiendo, algo intuyo.
Te devuelvo el Gran Abrazo ,que me saco una sonrisa :)

8:24 p. m.  
Blogger Isa S.B said...

La normalidad siempe va unida a una época y a una cultura, así pues cada época y cada cultura piensa que es dueña y señora de esa 'normalidad'. Pero teniendo en cuenta que la naturaleza siempre odió la normalidad ¿quién quiere ser normal?
Saludos totalmente despeinados y poco normales.

4:22 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Gracias, Ali, por tus elogios... a Cuba también tengo muchas ganas de ir. Un gran abrazo.

Isa, bien venida al club: al final vamos a ser más de los que parece los raritos... Un abrazo.

7:23 p. m.  
Blogger Fortunata said...

A mi tambien se me mezclan las palabras con los sueños pero en menos de un cuarto de hora...Y qué quieres.... con Ser ya tengo bastante como para ponerle adjetivos calificativos...eso se lo dejo a los otros que juzguen como quieran...
Besos

6:30 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Haces bien, fortunata, ¡que juzguen ellos! Podemos hacer carreras, a ver quien se duerme antes, con el libro abierto... Besos.

6:57 p. m.  
Blogger Milonga Negra said...

Puede que esa tarea de definirse entre los opuestos de lo normal y no-normal, nos resulte algo trabajosa, en tanto la vida se puede acomodar en su sillón y encargarse del resto... ocuparnos el tiempo para no ser demasiado sensibles... deviamsiado libres...

saludos a la distancia

11:00 a. m.  
Blogger cronopio44 said...

Sí, milonga negra, eso hace la vida, y nosotros le seguimos la corriente. Un abrazo

5:42 p. m.  
Blogger Común said...

Hola!!!!!!!

¿Cómo estas???, han pasado algunos días de la ultima vez que te salude.............

Felicidades, que el 2008 sea el mejor!!!!!!!!!!!!!

Como siempre me dejas pensando, hoy trabajara mas lenta la neurona, es el final del día y estoy agotada.................

Un besote y abrazo de oso.

10:42 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

¡Ay común, que duro es eso de trabajar y que los días nos pesen como losas! Todo sea por poder disfrutar de tantas cosas... Un abrazote.

8:26 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home