miércoles, noviembre 14, 2007

Desde el deshielo

Viernes, 9 de Noviembre
1
Comenzaste muy joven a practicar este ejercicio, tantas veces bajo estímulos humeantes, cultivables, regables y podables en su época indicada. Abandonaste el hábito durante la glaciación central: la que te condujo hasta los presentes deshielos y la mortandad neuronal cada día verificable en tus olvidos y memorias selectivas, que te dejan con el santo aquí y tú en el cielo, verborreico de silencios atascados, levantando cabeza y flequillo (ubi sunt, flequillo, melenas y barbotas puestas a remojar antes del vigente desierto occipital –“atención, la rima, por esta vez, es consentida y provocada”, nos adviertes…) para mirar sin disimulos la chuleta que debe de andar por algún sitio, que yo la puse ahí…
Rejuvenece, sitúa, acomoda en el lugar que ha de ser este recuperar la total seguridad en que, bolígrafo en ristre, las palabras van a ir asomando sin esfuerzo, a pesar de la advertencia, folio en blanco, de todas las sensateces: “nunca has tenido nada que decir”…
-Mentira, mentira cochina: ¡ya he llenado medio folio, y las hormiguitas siguen avanzando hacia la madriguera y la sonrisa del hurón recolector, las hienas de la media sonrisa simulada y el despertador timbrazo y tentetieso: vuelve, vuelve, son las seis! Un soneto me mandó hacer Violante, o como leches fuera…
Lo prefieres, nos dices. Si planificas vuelves a tus llantos y alaridos. Si no, divagas, flotas en auto-alucinaciones inducidas. Aprendiste a dejar fluir el no control sin descuidar ni una sola de tus posiciones vigilantes. ¿Lo llaman acaso madurez? ¿Será quizás putrefacción? What will be, will be, wherever etc.? Mira, va a ser que Hitchcock y algunas rubias no estarían de más tampoco aquí y, quién sabe, torturas a picotazo limpio para recuperar la noción de espectáculo y agresión sensacionalista, diversa y montaraz… Fácil, fácil, fácil: desde el vértigo hasta los vuelos rasantes de las avionetas y el vaso de leche iluminado y, sí, la pierna enyesada y, y, y… Demasiado fácil. Braceas, te apartas y punto
y aparte. Dos.

2
Miércoles, 13 de Noviembre
Dijiste que dos, así que obligado a un dos. Tecleas ahora: líneas rojas de corrector a cada instante. Poco acostumbrado al libre divagar electrónico, ya nos lo dijiste: tinta y muñeca, olor a papel, solidez y superficie… Es seguramente la condena: a eternidades evanescentes, a sombras de nada por aquí, ¿nada por allá?, a ectoplasma con sabor a fresa y urgencias que lo dejan todo para mañana, si es posible, y si no… Pues no.

11 Comments:

Blogger Milonga Negra said...

un texto que hace pensar, parece ser un algo que está por crecer, aunque no sabemos bien donde. Pues eso a causado en mi tu texto, me has hecho pensar. Algo crecera... de seguro algo bueno

saludos milongueros y gracias por dejar huellas en el blog

2:58 a. m.  
Blogger Margot said...

Este ejercicio, como tú lo llamas, a mí también me gusta llamarlo así, que no conduce a ningún lado salvo a las dudas de tener algo que decir, y que encima interese a alguien, ufff, y que nos lleva a estos círculos y encima sin lápiz en ristre, teclas bien ordenaditas con el sabor de la inmediatez... pero eso, al menos saben a fresa aunque sea ectoplasma.

Aunque hoy sabían a mandarina y no tan fácil...

Beso de hábito

12:35 p. m.  
Blogger Tosino de Sielo said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

3:36 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Regándolo estamos, milonga negra, a ver si de verdad crece... Un abrazo

Es el ejercicio, Margot, y un poco de cansancio... Habrá que descansar. ¿No te parece? Besazos y que el hábito no se pierda... Por cierto, estoy en Madrid el fin de semana... Se me podrá ver por el Valle-Inclán, en la obra de Angélica liddell.. ¡Yupi!


¡Acertaste, tosino! Era una quiniela. Y sí, me voy un rato, hala. Muchos besos.

9:01 a. m.  
Blogger Margot said...

Malaje!!! Podiamos haber quedado a tomar unas cañitas!! Si hubieras avisado que yo desaparezco escapando a un pueblo con chimeneas...

Disfruta y ya me contarás!

11:43 a. m.  
Blogger Tosino de Sielo said...

El otor día no me dí cuenta; ectoplasma con sabó a fresa??? donde donde donde lo encuentra?????
Bezos mi arma

3:19 p. m.  
Blogger Tosino de Sielo said...

(Cronos, perdona, he borrado yo la entrada del otro día, eh éta mihma pero con la h que le faltaba a asiendo, una cosa eh la pronunsiasión y otra lah faltah fraganteh de ortografía.)

Al prinsipio creí que ehtabas hasiendo la quiniela.
Dále abono a la semilla, zuelta de vez en cuando el lápiz y desele un pazeito por otros mundos, otros paisajes, guapízimo.
Bezos

3:23 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Tosino, ¿te acuerdas de esos polos en bolsita de plástico que había que meter en el congelador, y que luego te zampabas casi que con papel y todo? Pues seguro que pensaba en ellos cuando me asaltó el dichoso ectoplasmilla... Qué miedo, ¿no?

6:14 p. m.  
Blogger Reaño said...

Pues que el deshielo te encuentre, tintero de lado, cognac en mano y la pluma para batirse.
Como hasta hoy, camarada.
Un abrazo.

11:47 a. m.  
Blogger mi despertar said...

me dejaste pensando muy bueno

1:52 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Reaño, camarada, cuánto tiempo... ¿Todavía en Europa? Ahora que van apretando los fríos, abrígate bien, y saborea esa copa... siempre compartida, of course. Un abrazo.

Saludos, mi despertar, y gracias por tu visita. Espero que podamos seguir pensando en buena compañía.

5:42 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home