miércoles, noviembre 28, 2007

Casa tomada y algunas obsolescencias

Martes, 27 de Noviembre
En tu “casa tomada” recompones la figura tras estos días de veladas hospitalarias… La humanidad doliente de cicatrices, anestesias, gasas, apósitos, sondas, sueros y nolotiles deja paso de nuevo a los hábitos hogareños, aunque ahora la casa esté permanentemente llena de gente. Se resienten, por supuesto, tus rutinas, pero habrá que agradecerlo, buena cara y chaparrones preventivos…
Te das cuenta ahora: siempre preferiste la realidad estilizada a los conatos de ficción. Vestir de palabra alambicada lo cotidiano, “empalabrar” el mundo, que parece así adoptar una segunda piel, ya puramente literaria, al margen de los tiempos y sus cadencias.

Miércoles, 28 de Noviembre
Vuelves, por ejemplo, al trabajo: exhibes tu personaje gruñón, irónico y distante que con tanto éxito te has construido. Quizás lleves demasiados años ya en el mismo centro: ¡desde el 90, nada menos! Tu creación ha tenido tiempo y caldo de cultivo para arraigar y ser carne de boca en boca, de hermano a hermano y desde ahí a los colegas y, ya casi… ¡a los hijos de los primeros alumnos que tuviste (todavía no, pero ya falta poco)! Comodidad y cliché al mismo tiempo. Las canas, la calvicie y la experiencia, que no impiden que estalles cada vez que alguien rompe las mínimas reglas de humanidad necesarias para que este absurdo montaje (¡cientos de adolescentes estabulados en un recinto cerrado durante horas!) tenga algo de sentido.
Te partes de risa estos días cuando lees que los “expertos” califican de “obsoletos” los conocimientos tradicionales (¿leer y escribir, matemáticas elementales, geografía mínima, historia indispensable…?) para hacer la loa de las “nuevas tecnologías”… Piensas precisamente en la capacidad tecnológica de algunos de tus compañeros cibernéticos, a la última en todo lo que sean aparatitos, y ves la cara de tanto pedagogo insigne que no ha visto en su vida un adolescente a menos de treinta metros, y la risa floja cubre de efluvios que se quisieran pestilentes tanta clarividente inteligencia… Menos lobos, estimadas caperucitas, menos lobos, mascullas, al tiempo que los envías a recoger y escardar sabrosos cebollinos intelectuales, siempre siempre muy pero que muy intelectuales. Los cebollinos. Eso.

10 Comments:

Blogger Margot said...

No podía ser para menos, un cronopio con casa tomada... pero salvo incomodidades y adaptaciones me alegro de que todo vaya bien.

Y esos expertos tan de apretar tornillos, típica pedagogía americana que extiende sus tentáculos con su especialización en aire y que viva el progreso!! al Imperio le quedan años pero sigue con sus tuercas fuera de sitio, como gato panzarriba y mejor tocar teclas que tocar neuronas, tan complicadas ellas y tan dadas a cuestionar. Ays estos lobos con aliento a cebollinos!!

Te lo digo yo, la más conocida por el pitufo gruñón entre los suyos... qué cruz de clichés!!

Un besote con lechugas!

11:19 a. m.  
Blogger cronopio44 said...

Y sí, de tecla en tecla y tiro porque me toca... Por cierto, yo a ti te tomo muy, pero que muy en serio...¿eh? Imagínate, una pelea entre gruñones azulitos... ¡Miedo me da, de sólo pensarlo! besos con tomatito, y ya casi tenemos la ensalada...

5:39 p. m.  
Blogger Reaño said...

Bueno, que estamos azules, veo... la aristocracia pitufa siempre es mejor...
Bien dice Margot, la especialización de la mierda... "especialista" si siempre es mejor ser socrático y no saber nada porque hay tanta cosa interesante en el mundo por abarcar..
Un abrazo camarada, y no me olvido del respectivo salud!

1:01 p. m.  
Blogger Isa S.B said...

¡Buff! las visitas post-operatorias, no se dan cuenta que uno no está para muchos trotes tras pasar por quirófano, pero es lo que tiene vivir en sociedad...
En cuanto a los tocateclas, no se dan cuenta que antes de la tecla hace falta una base, que siempre hay apagones y entonces quedan en la más pura y cruel oscuridad.
Me alegrasaber que todo vuelve a su rutina en tu hogar.
Saludos.

2:10 p. m.  
Blogger Liamtxu said...

Esta vez no interpeto que hace mucho tiempo que no tengo mapa, solo pasaba por aqui....jodido tiempo.

3:53 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Bienvenido al club azulito, reaño, y al de los que a veces intentamos "des-especializarnos". Saludes y abrazos permanentes.

Gracias, Isa... Y sí, parece claro que la idea es dar luz para cuando la oscuridad tecnológica no nos alumbre... O para transformar las banalidades toca-teclas en toca-teclas con sentido... ¡Qué bonito y que críptico nos va quedando, oye! Besos.

¡Liamtxu, cuánto tiempo, en efecto! Te creí perdida por las galaxias. Besos de reencuentro.

6:12 p. m.  
Blogger Margot said...

Pues el sábado ví los Persas como te decía y acabo de releer tu post de agosto, cuando tú la viste en Mérida... y eso, que sí a todo, jajajaja.

Obvia, me pareció obvia pero con esa obviedad que a veces necesitamos, ajá.

Otro beso aunque no toque por post, jeje

12:53 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

¡Bien Margotota! Por fin hemos visto algo los dos... Ya me imaginaba yo... ¡No te pierdas Perro en tintorería si puedes, y si no, El año de Ricardo! Es otra dimensión... Dos, yo dos besos fuera de post... ¡Hala!

5:17 p. m.  
Blogger MaleNa Ezcurra said...

Casa tomada. Asaltada. Recuperada acaso por lo real olvidado. Por el espacio y el tiempo como fibras no del todo comprendidas.

J. Cortázar.


Aún quiero creer que los tecnólogos no son tan así, como tampoco son tan así los intelectuales.

Besos nuevos a la deriva. :)

12:36 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Besos, malena, a punto del nuevo post... ¡Ay, los tecnólogos! Me quedo con tu nueva foto... ¡Me gusta!

6:29 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home