viernes, noviembre 09, 2007

Paseos

Martes, 6 de Noviembre
…Y ya vas planteándote hablarnos siempre así, como desde la niebla y las grisuras y los elementos no identificados aunque fluyentes corriéndonos entre los pies y no sé cuántas porquerías más que nos hicieran/hiciesen arrugar la nariz y los espasmos pseudos-rítmicos de estas espaldas que pesan y se lamentan con dolorcillos viajantes, de los riñones a los omoplatos y vuelta a empezar… y la cama no puede ser porque es casi nueva, y entonces el catarro en pleno puente y la garganta afilada por un berrido de más en el ensayo del miércoles, pero tú disfruta, que estás en Las Pedroñeras comiendo en Las Rejas, un festín del carajo, aunque el vino con la garganta así se aprecia peor… Hasta os permitís ponerle algún pero (el crujiente de morteruelo no crujía, el bocadito de queso rebozado no sabía nada a queso, al salmonete con su suquet le sobraba la mayonesa…), y quejaros de que no tengan previsto un rincón para fumarse el purito con el café… ¡que comer aquí sale por una pasta, hombre, un poquito de savoir-faire tampoco iría mal! Pero estaba todo tan bueno… Y luego esos lugares que parece que os inventáis para ir de vacaciones: la casa rural en Mota del Cuervo, preciosa, en plena Plaza, y tranquila para pasar la tarde digiriendo el comidazo, leyendo la prensa en los sillones del salón; el paseo por el pueblo esa mañana, o las cervecitas por la noche para rematar el día bien temprano, a la camita, a acumular energías desperdigadas; la Plaza Mayor de Villarrobledo, a un tiro de piedra, y las casas señoriales, y el Mercado en ruinas a punto de rehabilitar, esperamos; la super-plaza de San Clemente con sus edificios renacentistas, que os dejan con la boca abierta y la estupefacción de que apenas nadie sepa que todo esto está aquí, a tiro de piedra, al ladito, hombre…
Afiebrado pero encantado de la vida, añades el lunes al puente para acabar de recuperarte, y nos cuentas, con la boca quizás despejada de salivas goteantes, dando tragones de enfermillo poco imaginario, feliz por su travesura: ¡un día, has faltado un día al trabajo! Parece que vas entendiendo en qué consiste esto…

Viernes, 9 de Noviembre
Decides que no añadirás ni una palabra más. ¡Perezoso absoluto!

8 Comments:

Blogger Margot said...

Vago, más que vago!!!

Pero te perdono porque has estado pachucho aunque luego me muero de envidia por tu puente disfrutado... malaje!!

Un beso de viernes, tambien yo sin fiebre ya ni escozor de garganta.

10:15 a. m.  
Blogger Isa S.B said...

Jejejeje, el sabor nostálgico de hacer novillos (aunque haya alguna gotera de salud por medio).
De vez en vez, es bueno saltarse las normas.
Saludos.

11:42 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Ay, Margot, entre envidias y dolores se nos van pasando los días... Pero seguimos. Beso de sábado (¿ves cómo pasan?)

Isa, para eso estaban las normas, ¿no? Saludillos.

6:12 p. m.  
Blogger Milonga Negra said...

seguramente ha vaido la pena, rondar entre este cósmico mundo de letras perdidas y encontrarme con sus encantadoras oraciones señor

a la distancia lo saludo
lindo su blog

6:55 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Gracias, milonga negra, por su visita, sus elogios y sus saludos, que a la distancia correspondo..

12:07 p. m.  
Blogger Común said...

Hola!!!!!!!!

Es una invitación a disfrutar de un vino y de lugares mágicos, aunque no escribas ni una palabra más, me encanta hasta aquí.

Un besote y abrazo de oso.

9:33 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

6:08 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Saludotes común. Y sí... en versión reducida esta cosa que llamamos España tiene un montón de lugares espectaculares. Te lo dice un amante de los desiertos y las enormidades de todo tipo... Vocación patagónica, quizás..

6:12 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home