jueves, mayo 10, 2007

Haciendo cola

Martes, 24 de abril de 2007

Como las circunstancias pueden ser muy diversas, hoy te acompañamos nada menos que hasta la ITV, sabiendo que en la cola de espera podremos darte un poco la murga, y hacerte recordar, por ejemplo, la noche estrellada de Ávila, ahora hace justo una semana. Saliste, ese día, a fumarte un purito (ya no fumas, hace tiempo, pero sí te permites un purito pequeño de vez en cuando, como celebración, o premio, o recuerdillo del acto antes obsesivo de echar humo placenteramente…) al fresco, y allí estaban el cielo y la calma de la noche, a tu disposición contemplativa. Después de un día de ajetreo continuado, vale la pena pararse, vaciar la cabezota de disquisiciones pertinaces y, simplemente, callar, mirar, respirar…
En ello estuviste un rato, y seguramente extrajiste una especie de concentrado de calmas nocturnas repartidas entre los años que siguen transcurriendo al galope, caballazo loco del tiempo que a veces se detiene para dejarnos tomar aliento y asomarnos al abismo del que vas siendo tú, también con ganitas de volverte del revés y purgar cada tremenda equivocación que es el paso siguiente, el que siempre se hubiera podido dar en otra dirección, el que fatídicamente se da para justificar posteriores arrepentimientos.
-Y unas narices.
Ese eres tú, que reivindicas ahora tus decisiones, qué remedio, y te declaras tú mismo ante nosotros, tus dobles, tus vigías, tus iguales ciertamente inexistentes. La no existencia nos permite algunos privilegios, como ya sabes, y uno de ellos es por supuesto disfrutar de lo que nunca fue, por el procedimiento sumario de echarte en cara que no lo hicieras en su momento. Nos encanta, por ejemplo, reprocharte que no te líes la manta a la cabeza para mandarlo todo al carajo y empezar desde cero en una isla desierta, o para dedicarte a viajar jugándote el cuello por esos mundos de dioses borrachos e intransigentes. Tú en cambio te conformas con recordar esos aires limpios semejantes a los de la noche de Ávila: los cielos de luz casi perpetua de Islandia, esa noche del año 90, con la que empezaba a ser Sofía; la noche de Pirineos, en la que flotaba todavía el espíritu del amigo recién muerto, sida asesino, incomprensión reconvertida en sonrisa apacible de resonancias silenciosas. Esas dos noches te salen a vuelapluma, y tantas más si te pusieras, pero para qué dar detalles, nos dices, si la idea está clara, y los coches van avanzando sobre la línea.
Es casi tu turno. Seremos buenos. ¡Disfruta del espectáculo!

10 Comments:

Blogger Margot said...

Pues es que yo también me conformaría con recordar noches como esas, de aires limpios, porque hay tiempos detenidos que casi mejor que los convulsos de viejas quimeras de islas... pies en el suelo y la cabeza en la vida. Ummm me bastaría como clave.

Besossssssss que traen cola!

10:03 a. m.  
Blogger Liamtxu said...

Una vez tomado un camino, no vale ponerse a pensar que hubiera sido de haber tomado el otro, eso nunca lo sabremos, quiza hubiera sido hasta peor. Y justo hoy hablaba con alguien que viaja mucho acerca de Kamchatka,uno de los tantos sitios que seguramente no llegaré a conocer, y de como me gustaria a mi tambien, colgarme la mochila y no parar pero....al menos no me toca pasar la itv. Y como nunca una frase de regalo "prefiero arrepentirme de lo que he hecho que de lo que he dejado por hacer".
Besos de lo más viajeros

9:09 p. m.  
Blogger Rayo de luz said...

Hay caminos que debemos escoger,
sin desearlos, y otros que con una actitud de optimismo cargamos con una gran mochila para disfrutar del camino.
En ese camino "Yo juro que vale más ser de baja condición y codearse alegremente con gentes humildes, que no encontrarse muy encumbrado, con una resplandeciente pesadumbre y llevar una dorada tristeza".
Lo dijo Shakespeare.
Un beso desde mi mundo

1:22 a. m.  
Blogger cronopio44 said...

Sí, margot, a la espera de aires limpios... ¡Ya va quedando menos, aunque no sé si llegaré vivo a julio!Besos con carrerilla.

Kamchatka, Liamtxu... ¿Viste la película? El lugar del refugio a donde uno siempre sueña con llegar... Pero mis cronopios se mueven een el mundo de los imposibles, ya sabes... Besos deseantemente viajeros, sí.

En el camino nos vamos encontrando todos, rayo de luz, Shakespeare incluido... besos de mundo a mundo... ¿Relaciones internacionales?

12:27 p. m.  
Blogger MaleNa said...

Anclao en un instante, quizás menos doloroso, no tan gris y húmedo.

Tus letras son para disfrutar siempre, Cronopio habitado por algún elemental del bosque perdido, que buscando donde morar, eligió tu alma.

Besos de una porteña, en pleno otoño.

5:03 p. m.  
Blogger Liamtxu said...

Cosa rara, aún no he visto la pelicula, y digo rara porque creía haber visto todo lo de Darín. Es más, hasta el otro día que estuve buscando música y cosas de Kamchatka, no la descubrí.

Y a buena vas a hablar de imposibles (aunque en mi tierra esa palabra no existe, ja)y de sueños y de cuentos de hadas, a la reina del vuelo libre, estrellamientos incluidos....

Los besos continuan viaje...

6:57 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Malena otoñal, se nos volvió la tortilla... La primavera aprieta por aquí casi con urgencias de verano empeñado en jugar a eso del calentamiento global... Besazos de los espíritus que, seguramente, me habitan y extienden sus alfombras por mis pasillos, más o menos interiores...

8:09 p. m.  
Blogger Isa said...

El tiempo a vuelapluma, las letras en suspensión y las noches recicladas y bellas. ¡qué másse puede pedir en la cola de la ITV?
Saldos.

10:20 p. m.  
Blogger Fortunata said...

vaya amigos...te podian dejar fumar un purito tranquilo vaya manera de hablar, sin descanso.
Un beso

11:07 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Poco más, Isa, poco más puede pedirse... Como dice la canción de LLach, només un poc de sort i que la vida ens done un camí ben llarg (o sea, un poco de suerte y que la vida nos de un camino bien largo...). Saludos compartidos.

Si es que son un poco pesaditos, Fortunata, pero ya estoy tramando alguna forma de aligerar su presencia, siempre ahí, apostaditos por encima del hombro... ¡Otro beso!

4:19 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home