miércoles, febrero 14, 2007

Tres

I
Los discursos elaborados, ya te lo advertimos, acaban produciendo series insufribles de textos-butifarra. Secciones de embutido prolongándose hacia horizontes de lánguida digestión léxica, sonora quizás flatulencia íntima apenas orientada hacia el exterior. Así que, a partir de ahora, brevedad, ritmo y sustancia concentrada. Rápido apunte, fugaz visión, detalle de haiku inmovilizado, o barbaridad a borbotón burbujeante, o exabrupto feroz e instantáneo, algo, chicha, condumio, alimento de neurona ágil, chispeante (tu adjetivo: saltarina).

II
Aprovechas una clase para preparar esto. Siete alumnos trabajan sobre sus anotaciones de la asignatura de Dramatización. Tú, frente a ellos, los miras y reflexionas. Tiempo para la pausa en medio de la vorágine: aislados por un momento del exterior. Estáis en el salón de actos, que utilizas como clase. Suena un disco variado de música étnica (“¿No nos podrías poner algo de Bisbal? Esta música es un rollo”). Va pasando la mañana: un día más, prendido en la sucesión. A la espera.

III
“El malo de la película”, espectáculo de Albert Pla, domingo por la tarde. “Hay que matar al jefe de la tribu”, es una de sus canciones-jolgorio. Se suceden en la pantalla imágenes de “asesinables”, desde el Papa hasta quien uno quiera imaginar (¡sí, ese también!), pasando por Bush, por supuesto. Se diría que esto parece más bien “incorrecto”… ¿no? ¡Y unas narices! Disfrutas como un enano con la posibilidad, o con la narración cantada de un incendio total en Estados Unidos, provocado por una colilla “espalda mojada”, que al final consigue enviar todo el país…”¡a tomar por el culo!”. Se llevan también su ración los Reyes, los constructores, los nacionalistas españoles, los catalanes… y hasta los exhibidores de enfermedades aparatosas…
Parece mentira que, en este país de tanto potencial “ofendible” nadie se haya metido con el bueno de Albert, ni le haya prohibido pisar la santa tierra española para siempre jamás… No te preocupes, alguien lo hará. De momento…¡calla y disfruta! Y es que, como se dice en el espectáculo: “A veces tengo malos pensamientos”.

13 Comments:

Blogger Común said...

Hola!!!!!!!!!

Sí, los debes eliminar sino se suben al cerebro, jijiji, cuantos malos pensamientos he tenido en esta mediana vida.

Que pases este día con las personas que ames de corazón.

Un besote y un abraso de oso para vos.

6:42 p. m.  
Blogger Liamtxu said...

Esto....no he tenido el placer de ver el último espectaculo de Albert Pla, pero que no me toquen a mi niño irreverente, y su bar de la esquina, y su rebeldia. Este si que sabe hacer lo que le da la gana y pasar de lo que piensan los demás de él. Y así me gusta, sobre todo lo de barbaridad a borboton burbujeante, adios discursos lastimeros. Que, siguiendo con el ritmo del Pla, tocan besos de lo más rebeldes (con causa, eso si)

11:00 p. m.  
Blogger Marga said...

Mientras sea sustancia concentrada.... (pizpireta, el mío) pero no pincelada vacua, ajá! (A mí me gustan las sobremesas deglutiendo palabras-butifarras, cachis!!)

Ayss Plá, digo como liamtxu, que no me lo toquen!!!

Besossssssss marchosillos

10:10 a. m.  
Blogger cronopio44 said...

Gracias, comun, un abrazo también para vos (y para tus malos pensamientos "eliminados").

¡Pero nunca quisieron ser lastimeros mis discursos, liamtxu! Seguramente no me acabo de expresar bien... ¡Rebelión, con o sin causa, siempre! Y con besitos, claro...

Tranquila Marga, no sé si podré contenerme en la brevedad... A mí es que mecuesta, pero cuando empiezo... Besos marching-in... pero sin santos...

4:35 p. m.  
Blogger Liamtxu said...

Tiene usted razón, me he dejado llevar por esa generalización que tan poquito me gusta, y he colgado etiquetas innecesarias e injustificadas, quedandome con una mínima parte de un todo. Haré propósito de enmienda, por más que los propositos y yo no acabemos de encajar del todo.

Y por lo que veo, acabaremos montando en este blog, el club de fans del Pla.

Besos de arrepentimiento, seguramente la que necesite expresarse mejor, soy yo.

6:50 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Don't worry, liamtxu, te entendí perfectamente... Eran ganas de meterme un poco contigo... y algo llorón sí que soy, después de todo, ya me lo dicen mis voces consejeras... Besos reincidentes

10:59 a. m.  
Blogger Reaño said...

Mientras no haya que digerir a Derrida... yo acabé, una vez, en la asistencia pública por intoxicación...

6:21 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Lo de Derrida y el resto de la banda era para nota... Cuando yo estudiaba, en mi Facultad les dio por la Semiótica, y juro que hasta poníamos cara de que entendíamos algo... Abrazos de alegría intermitente, entre intoxicación e intoxicación...

11:52 a. m.  
Blogger xnem said...

Música étnica? Que les habrás puesto ¿Las Voces Búlgaras o Salif Keita?

Me alegro por la reflexión de “las butifarras” si bien, es mas cómodo y rápido leer un texto corto pero intenso -léase con doble sentido- no hace falta ponerse límites porque a los demás les agobie el formato, si hace falta que dure lo que dure por algo será, no obstante intentar ser mas explícito y contenido siempre es interesante, a mi me pasa que cada vez me enrollo mas -observen como me embalo- , así que dejo para el Profeor mis “butifarras” y yo intento cada vez decir mas con menos.

Hace unos días discutí con una norteamericana sobre el espectáculo, yo soy fan de Plá pero no lo he visto, ella tenía conocidos en las Torres Gemelas y estaba muy enojada con algunas de sus afirmaciones, es que este hombre es tremendo!

Y ya me callo que yo a veces incluso tengo buenos pensamientos.

10:22 p. m.  
Blogger xnem said...

se nota que somos de la misma promoción, a mi hasta me dieron matrícula de honor en semiótica.

10:23 p. m.  
Blogger Reaño said...

a veces yo también tengo malos pensamientos...
pero mi confesor ha muerto

6:16 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Xnem, los mohínes de correción política de los yankis (por muy víctimas que sean, por lo visto las nuestras ya están aprendiendo) se los pueden meter por donde les quepan. Las vícitimas, pobres, ya no se enteran de nada. Los que las manejan para conseguir sus propósitos (buitres, se llaman buitres...) sí que se enteran, vaya si se enteran. Pla ataca a los buitres, a ver si la blandenguería universal se percata de una vez de por donde van las cosas... Y los yankis tienen que correr mucho para ni siquiera acercarse al número de víctimas causadas por su política internacional. A ver si se van aplicando el cuentecito guantanamil... ¡Cojones! (Lo siento: tenía que acabar con una interjección racial, machista e incorrecta, ya está bien de cojudeces, reostias...)

5:07 p. m.  
Blogger Rain said...

una autocrítica con humor es lo más digno .

7:24 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home