jueves, febrero 26, 2009

Bodegón

Bodegón delante de Héctor. Copa con un dedo aún de vino tinto, flujo que siente correr dentro de sí, percepción deliciosamente alterada de la realidad: conciencia de Mr. Hide, pulsión de violencias soterradas. Telediario al frente (la infamia, la sordidez, la babosa y balbuciente exhibición de chulería e ignorancia, la muerte jaleada, el espectáculo criminal…), cigarro que se apaga y vuelve a encender. Plato vacío, con el tenedor apoyado en él (restos de col y unas croquetas), cesto con todavía un resto de pan.
Héctor ha comido solo, como en los viejos tiempos. Héctor desearía gritar que está harto de sí mismo, o mejor, harto de ser el mismo que fue, envejecido, ¿ridículamente envejecido?, tentado por impulsos (e impudicias) de adolescencia evidentemente trasnochada. Su discurso será breve, su discurso con casi toda probabilidad ni siquiera existirá. Quisiéramos, con Héctor, mantener la tensión necesaria para hablar, para decir, para afirmar. Sentimos, con él, su mismo cansancio.
La ética, ha dicho Rafael Chirbes esta mañana, en su coloquio con estudiantes en Sant Miquel dels Reis, no es un adornito en tonos rosas. Asumir la propia ética implica altas dosis de violencia, al menos moral, contra el mundo realmente existente. Y ese compromiso es seguramente agotador. ¿Exceso de ego? Dimitamos entonces, Héctor. Carguemos con nuestro yo hasta el ordenador para teclear estas líneas. Y callemos después….

12 Comments:

Blogger Margot said...

No, exceso de ego no, exceso de agotamiento porque asumir la propia ética y su violencia al defenderse del mundo, es lo más erosionante que conozco. Ni los radicales libres devastan tanto, te lo digo yo...

Ánimo, Héctor!

Besos sin adornos.

10:23 a. m.  
Blogger Isa SB said...

¡No, no, no! No hay actitud egoista alguna en la ética, sino más bien todo lo contrario, que la ética es la estética interior y esa es la que cambia el mundo (para bien por supuesto, para eso es bella).
Un abrazo y nada de callar.

1:31 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

En medio pues, Margot, de la devastación... ¡Sigamos ladrando! Besos y guaus

4:09 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Sí, Isa, platónicos como nosotros solos... Así que no callaremos. Besos bien altos

4:10 p. m.  
Blogger karina said...

Sentimos con él el mismo cansancio...

Me encantó cronopio!

No veo ego en tratar de ser coherentes entre nuestros pensamientos, actos y sentimientos, eso es una ética?

Y claro que nos violenta, qué verdad! (y tantas cosas más...)

Guau! (ladrido)

4:23 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Gracias karina. por tus ladridos solidarios. ¡Enjauría parecemos más! Besos

6:42 p. m.  
Blogger aroma said...

mire Don que no me fuí y que ese cartelito ingrato y antipático que exige invitación es ageno a mi voluntad...es un cartelito ageno, doy fe...lo que ocurre es que quise ponerle una pausa, no eliminarlo, ponerle pausa....tanto que renegaba de las palabras junto al amigo zucco...tanto que renegaba y ahí me tiene renegada del todo por ahora...siga así...no pida disculpas por resoplar y maldecir y volver a renegar una vez más que este mundo loco que mansilla palabras como igualdad y justicia le juro que no nos va a ganar la pulseada....siga así que volveré a comentar aunque mi casita se encuentre a puertas cerradas y cuando las abra tenga muy claro que le aviso.......

7:38 p. m.  
Blogger Paraula said...

Exceso de ego
Es un tema para tesis, para investigación.

Unos dirian: No es exceso, no es suficiente;

mientras otros defenderian la postura de que si es exceso, innecesario y drena.

Abrazo.

7:40 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

La pausa, aroma, es tentación permanente. Gracias por tus palabras, que hago comunes... ¡Y espero tu regreso! Besos.

10:00 a. m.  
Blogger cronopio44 said...

¿Jekyll y Hyde, Paraula? Podemos elegir... Pero a veces tienta mucho Mr. Hyde... Abrazo (de Jekyll en este caso)

10:14 a. m.  
Blogger Laluz said...

Conozco un Héctor que tiene un ego gigante y sostiene lo que él llama su propia ética aún contra sí mismo: violencia autoinflingida, creo yo. Voy a ver si le muestro estas líneas tuyas.
Beso

4:56 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Vaya, laluz, a veces me sorprenden estas coincidencias reoentinas... Y hasta dan un poco de miedo... Besos.

5:09 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home