viernes, junio 08, 2007

De paraguas, céspedes y purezas

31 de Mayo-2007

Otro jueves de Manantiales: de nuevo entretienes la espera con nosotros, una vez desfogado tu impulso peleón. Piensas ahora que no has dicho nada de los “puros”, de los “incontaminados”. Tú lo fuiste durante algún tiempo: el verdadero libertario no se manchaba con las segregaciones de mierda de todo aquello que supone luchar por el poder… La “verdad”, la “lógica” iban a llegar por sí mismas a las mentes liberadas de prejuicios de una nueva humanidad: la cultura era el arma, el acceso a la formación, la circulación sin trabas de la buena nueva de la solidaridad universal.
No tardaste demasiado, claro, en darte cuenta de las estrategias de dominio que se ponen en funcionamiento en cuanto se juntan tres (¿dos?) personas, de la total falta de escrúpulos a la hora de plantar la bandera del yo en el centro de todas las batallas. No, la santidad ácrata no existía, y todos pertenecíais a una misma calaña de miserables empeñados en llenar vuestra cuchara, en cada acción de vuestra vida, en cada rincón de vuestro contacto con el “prójimo” al que habíais de liberar.
Debes reconocer que transitar por tal “via crucis” vital en los años 80 tuvo su encanto. El mundo era muy pequeño, entonces, y las tribus locales disfrutabais de deliciosos reductos de soledades compartidas. Fueron las músicas, fueron las escrituras, fueron las lecturas (leerle Rayuela a una réplica de La Maga tumbados en el césped de un parque, con unas cervezas a mano y los colegas dispersos en el espacio demarcado de los días que iban cayendo como hojas de otoños improbables, es un privilegio que los actuales veinteañeros ya nunca podrán disfrutar, no al menos “de aquella manera”).

8 de Mayo-2007

Ellos, los veinteañeros, podrán disfrutar de, por ejemplo, la obrita que viste el jueves pasado, una recreación bailada de la tensión sexual entre la niña Alicia y el pastor Carroll, o de las delicias de la interconexión universal, pero enterrar simbólicamente paraguas desvencijados es una acción que va resultando más bien incomprensible: ni siquiera a ti se te ocurriría hacerla hoy, seguramente: andarías ocupado, sin más, en otras historias…
Rosa, se llamaba aquella criatura huidiza y gatuna… Pero esa es otra historia que, quizá, sea contada en el momento oportuno… ¡Paciencia!

11 Comments:

Blogger Margot said...

El puñetero Yo, siempre presente, más a medida que pasan los años, lo que realmente me pesa de la edad, ya ves tú que tontería, o no. El "mesmerismo", "yo mesmo" jeje. Pero sí, hubo veinte años y un césped, a veces parece haberlo de nuevo... el caso es disfrutar y no desesperar, ni los que fuimos ni los que son!

Paciencia... pero quiere saber de Rosa!!

Besosssss en espiral y no me da la gana hoy que sea la del ombligo!!

10:30 a. m.  
Blogger cronopio44 said...

¡Ya has vuelto, Margotilla! Espero que tu yo regrese relajado y dispuesto a espirales de lo más sandungueras. Besos en giros casi que imposibles...

7:25 p. m.  
Blogger Isa said...

Es lo malo del yo, siempre se queda en medio imponiendo voluntades.
En cuanto a los veinte años (no es nada), céspedes y los paraguas pasaron, pero ¿Y lo que los disfrutamos?
Y que cada época tiene su 'rosa' y la tuya parace que nos hará esperar.
Saludos.

6:14 p. m.  
Blogger MaleNa said...

Así es la vida.
Las breves maravillas se nos escapan de la mano, sin darnos cuenta.
Corremos para rodearnos de new technologies, no importa quien quede en el camino.
Lo peor de todo hermano, es
cuando nos miramos al espejo, somos otros.
Lejos Cortázar y la maga.

Abrazo compañero del alma.

10:39 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Bueno, Isa, Rosita fue sólo una de las Magas sustitutas que yo me buscaba, iluso de mí... Quién sabe, quién sabe, quizás me anime a contar esa y otras historias... A mi manera, claro... Saludillos.

Y sí Malena, vaya que si somos otros... Pero Cortázar y la Maga no se mueven de aquí: los tengo bien agarrados... Abrazos, compañera...

3:32 p. m.  
Anonymous entre rosas said...

Rosa? por estos días he recordado a una Rosa de Buenos Aires (la frufrú) en uno de mis blogs..
primera visita.

8:34 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Bienvenido/a, Entre rosas... Enseguida te devuelvo la visita...

4:36 p. m.  
Blogger Luxia said...

De seguro era el capitulo 7 de Rayuela ese nunca ha fallado no?
Vine y regreso.
Saludos desde la esquina de latinoamerica.

9:59 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Luxia, no recuerdo el capítulo exacto, tendría que mirarlo... Rayuela está a menos de cinco metros de mi asiento, pero creo que empiezo a ser (¿empiezo?) un cronopio perezoso... Saludos mismamente esquinadillos, sí...

5:01 p. m.  
Blogger Liamtxu said...

Yo no soy tan pesimista, aunque más moderadamente )pero no tanto eh???)sigo luchado contra molinos de viento, bueno yo sigo viendo gigantes, y sigo creyendo que no todo está perdido, hace poco he estado intercambiando opiniones con alguien de 14 años que ha leido a cortazar, benedetti e incluso kundera.....

Y aunque esta temporada ando enredada con mil cosas, aún espero sacar tiempo para seguir rompiendo espejos, aunque no sea tan a menudo como desease. Besos out of time.

7:05 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

remos juntando piedritas para el estropicio de espejos... Besos desde dentro, o desde fuera, tanto da

11:32 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home